viernes, 29 de enero de 2016

Entrevista: RICKY TOSSO

“El actor debe ser más orgánico y menos teórico”   

“Mi papá actor, mi mamá actriz: si no hubiera sido actor hubiera sido actriz”, comenta un imperturbable Ricky Tosso, quien sorprendió al ganar el premio otorgado por el público de El Oficio Crítico como el mejor actor de reparto en la categoría Drama. Y es que su personaje en la puesta de Chico encuentra chica, si bien es cierto aporta inicialmente la vena humorística al montaje, es en su última escena, cuando sufre un problema de salud, la que le da un giro dramático. Ricky supo imponer su presencia, con sus 45 años de vida artística, en esta producción de la Asociación Cultural Plan 9. “Sí creo que mi destino estaba trazado. No me quedaba de otra. Además, tuve excelentes maestros, como mi padre (Ricardo Tosso), Pedro Aleandro (padre de la notable actriz argentina Norma Aleandro), Raúl Serrano (de la Escuela Municipal de Arte Dramático en Buenos Aires) y en el humor, Guillermo Guille (productor de televisión). Y por supuesto, cada alumno, cada compañero y cada director”, afirma.

El compromiso con el teatro

Desde el inicio, Ricky tuvo muy claro el compromiso con las artes escénicas. “Cómo me habrán metido la disciplina teatral en la cabeza, que cuando estaban velando a mi padre, yo estaba en función; a ese nivel”, recuerda. Por otro lado, nunca falta el menosprecio de algunos por el género de la comedia, al que Ricky se ha dedicado durante tantos años. “Es que no saben hacer humor”, asegura. “Le tienen miedo a la comedia. La primera máscara que sale entre los griegos es la comedia, luego la de la tragedia. Más adelante, la tragedia gana más renombre en todo el imperio griego y después, la comedia vuelve a destronarla. Siempre ha sido esta guerra. Y claro, hacer reír es una cosa muy seria”, sentencia. Sin embargo, Ricky ha intervenido últimamente en varios montajes dramáticos, demostrando su versatilidad. “Ahora puedo darme el lujo de hacer lo que quiera, pero enfrento los personajes de la misma manera.”

“Si no juegas, si no te diviertes en escena, entonces estás fregado”, así es de claro Ricky para explicar su método actoral. “Para mí, el actor no debe actuar, debe ser orgánico y menos técnico, así llega al espectador mucho más rápido”. ¿Cuáles deben ser las condiciones que debe tener un buen actor teatral? “Debe tener cancha y concha para subir a un escenario, no debe tener miedo”, responde. “Además, debe ser muy disciplinado y amar su profesión ante todo”. Para Ricky, los actores son los mentirosos más grandes del mundo, porque cuentan historias que no son ciertas; pero si las dicen con verdad y el público les cree, entonces reciben el mejor pago que es el aplauso. Por otro lado, acerca de los directores de teatro, Ricky menciona que “deben tener criterio, ser grandes ajedrecistas para mover sus fichas y ganar por jaque mate, además de siempre pedirle al actor que proponga, y no ser un tirano.”

Los montajes y proyectos

Chico encuentra chica, escrita por Rebecca Gilman y adaptada para la escena por David Carrillo, fue una atípica apuesta de Plan 9 incursionando por primera vez en el thriller, en donde la autosuficiente Teresa (personaje que interpretara Gisela Ponce de León) va derrumbándose poco a poco ante el progresivo y despiadado acoso de un pretendiente. “Fue pertinente hacer la obra”, asegura Ricky. “David me preguntó qué papel te gustaría hacer y yo le dije que este (un mordaz fotógrafo de calatas); fue un personaje chiquito, pero fuerte. David me permitió incluir algunos gags (como el del poco “corazón” de Teresa, línea de antología) y fluir con la letra”. Para Ricky, la pieza sorprendió por su logrado desarrollo, pues al inicio es el chico el despreciado por esta mujer amargada. “Luego el público va cambiando y se solidariza con ella. Yo siempre la ataco, hasta que al final se convierte en mi amiga.”

Otro interesante montaje en el que participó Ricky fue Hombre mirando al sudeste de Eliseo Subiela, estrenado en el MALI, como el psiquiatra que atiende a un paciente que asegura ser extraterrestre, y en donde compartió protagonismo con Santiago Magill. “Ya habíamos trabajado juntos en una novela (Isabella) hace mucho años, él es muy disciplinado”, refiere. La cinta original, en la que se basa la pieza teatral, fue estrenada en 1986 y Ricky la vio un año después, cuando vivía en Argentina, específicamente en la ciudad de Chacabuco, a 50 kilómetros de Junín, lugar en donde suceden los hechos relatados por Subiela. “Vi la película como 5 o 6 veces cuando se estrenó en su momento. El anteaño pasado estuve en Buenos Aires y quería ver la obra protagonizada por el actor Lito Cruz como el psiquiatra, pero finalmente no puede verla”, relata. “Es una obra de a dos, muy difícil. En el cine, el extraterrestre es el protagonista; en el teatro, es el psiquiatra. Nadine (Vallejo, directora teatral de Hombre mirando al sudeste) me fue a ver cuando estaba haciendo Chico encuentra chica. Me preguntó si quería hacer una obra con ella; yo le pregunté ¿qué obra?; y ella me dijo “Hombre mirando al…”; ¡sí! le dije inmediatamente. Fue algo del destino, fue una obra muy difícil y muy intensa.”

Actualmente, Ricky se dedica a la enseñanza en su escuela Espacio Alterno. “También estoy ensayando con Patricia Barreto la obra ¡Ay, amor!, que se estrenará en el ICPNA en febrero. Y durante el año estaré en tres obras que se estrenarán en el Teatro de Lucía, en el Olivar y en el Teatro Larco con Plan 9”, nos cuenta. ¿Algún consejo para los jóvenes que quieren dedicarse a la actuación? “Si quieren ser actores o bailarines o algo relacionado con el arte, que no les corten alas. Yo sé que los padres piensan que no es una carrera, pero está en ellos convencerlos. Hablen con sus familias, explíquenles el porqué quieren dedicarse al arte, que les dejen ser lo que quieren ser”, reflexiona. Sin embargo, Ricky reconoce que esta carrera es muy fluctuante. “Normalmente no tienes trabajo… y otras veces, tampoco”, concluye.

Sergio Velarde

22 de enero de 2016

2 comentarios:

monikamir dijo...

Que pena que fallecio. Lo recuerdo desde años anteriores cuando era yo una adolescente y el un joven abriendose paso en la actuacion, un gran comediante. Dios lo tenga a su lado.

aurora castillo dijo...

UN GRAN ACTOR NOS HIZO REIR BASTANTE OJALA LOS ESTUDIANTES DE AHORA APRENDA LO QUE EL HIZO EN VIDA LLEVAR UNA CARRERA DE PURO TRABAJO Y ESFUERZO DESCANSA EN PAZ RICKY SE QUE DESDE EL CIELO TAMBIEN NOS HARAS REIR