miércoles, 24 de agosto de 2016

Crítica #398: PADRES DE LA PATRIA

La paternidad responsable y democrática   

Explorando las posibilidades para integrar sus dos profesiones, el actor y psicólogo Javier Echevarría viene presentando un tercer unipersonal con su particular estilo reflexivo, luego del singular éxito que obtuvieron Sin pecado original (2012), en donde se propiciaba el abandono de la victimización para tomar las riendas de nuestras propias vidas; y Se busca emprendedor (2014), en donde se fomentaba el seguir la verdadera vocación para encontrar el éxito. Pues bien, en Padres de la Patria, Echevarría acierta ingeniosamente al destacar en el espectador el paralelo existente entre la política y la vida en familia, siendo la democracia el objetivo final para convertirnos en ciudadanos de bien para la sociedad. Se trata pues, de un intachable espectáculo con las mejores intenciones y que no descuida el plano teatral, conjugando toda una serie de formatos para enriquecer la puesta en escena.

Presentada por la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), estrenada en el Teatro Mario Vargas Llosa de San Borja y con la dirección de Armando Machuca (responsable de Forever Young), Padres de la Patria mezcla sin tropiezos stand up comedy, charla motivacional, sketches cómicos y narración oral: inicia Echevarría interpretando al nuevo presidente en medio de un mitin, burlándose así de la clase política en general, pero destacando la analogía existente entre el poder que implica ser un líder político y el de ser un padre de familia. Teniendo entonces el espectador el concepto claro del espectáculo, el actor (interpretando a un bebé) nos muestra los diferentes escenarios en los que un niño puede nacer: en medio de familias tipificadas como autoritarias, permisivas o anárquicas; alternando también con la narración de cuentos (recordando su experiencia de la mano de Francois Vallaeys); para finalizar con una charla interactiva con el público para redondear la puesta.

A destacar el buen desempeño de Echevarría, tanto como actor y como terapista de grupo según lo requerido por la puesta, mostrando carisma y oficio en el escenario. Buen trabajo también del divertido elenco de apoyo, conformado por Mario Soldevilla, Cary Rodriguez Vera, Marina Gutiérrez y Saussure Figueroa, que interpreta a los diversos personajes que aparecen durante el montaje. Padres de la Patria maneja muy bien sus recursos escénicos, siendo pertinente en estos tiempos post-electorales. Machuca, Echevarría y elenco cuestionan de una manera divertida y reflexiva la justicia, las leyes y las libertades, concluyendo que cada papá y mamá son los verdaderos Padres de la Patria.

Sergio Velarde
24 de agosto de 2016