miércoles, 4 de febrero de 2015

Entrevista: ALICIA OLIVARES ROBLES

“Cuando empecemos a vernos como iguales, vamos a ser mejores ciudadanos y personas”

¿Por qué la necesidad de hacer una obra con elenco afroperuano? “Por este vacío que encuentro en las artes escénicas, de no tener un mercado laboral para nosotros, los actores negros y de no tener las mismas oportunidades para todos”, contesta Alicia Olivares, gestora y productora de Al otro lado de la cerca del autor afroamericano August Wilson, considerado como el mejor montaje del 2014 en la categoría de Drama por El Oficio Crítico. Fue un largo recorrido el que hizo Alicia para llegar finalmente al estreno de la puesta en escena en el MALI. “Me entrevisté con Alberto Isola y le pedí ayuda. Quería que me recomendara obras de teatro para actores negros. Es así que Alberto me brinda tres obras en inglés, entre ellas Fences de August Wilson.” Alicia recibió el texto y le interesó la obra, aún más cuando vio videos y se enteró que la pieza había ganado el premio Pulitzer y que consumados actores afroamericanos la habían protagonizado. “Me propuse desde un principio que esta obra tenía que estar producida con el mismo estándar de calidad que en Broadway. Empecé sola en un inicio, invertí en la traducción, que estuvo a cargo de Marianella Pantoja, con asesoría de mi gran amigo Gonzalo Rodríguez Risco.” Finalmente, Alicia se enamoró de Fences (Al otro lado de la cerca) y decidió embarcarse en el proyecto y en conseguir a los actores adecuados.

Para el casting de rigor, Alicia convocó a un director de peso, como lo es Roberto Ángeles. “Previamente había contactado a Chela De Ferrari (directora del Teatro La Plaza), pues soñaba que este proyecto se estrenara en su espacio”, recuerda. “Pero Chela me comentó que su programación ya estaba cerrada.” Sin embargo, Alicia tuvo bastante interés en sacar adelante Fences, así que invita a Chela a participar del casting junto a Roberto, para que vean a actores afrodescendientes tan talentosos, pero a los que nadie conoce. “Ambos se sorprendieron de ver tanto talento afroperuano, que no tienen la oportunidad de mostrarse en las diversas salas de Lima. Inmediatamente me dijo que esta obra tenía que ser hecha y debía tener la firma de La Plaza.”  Ya con ese apoyo, Alicia comenzó a tocar más puertas, y así llegó al Centro Cultural de la Universidad del Pacífico y conversó con su director Sergio Llusera. “Le presento el proyecto y lo invitó o participar como co-productor, logrando todo su respaldo y apoyo para la realización. Con estas alianzas estratégicas, se logra conseguir el financiamiento para empezar el proceso de montaje. Entonces es cuando le propongo a  Jorge Villanueva dirigir la obra; que  sin conocerme, decide gustosamente leer la obra y le encantó, aceptando dirigirla. Ya con director, elenco, auspicios, llegamos a la Fundación del Banco Continental, pues quería tener el mayor financiamiento. A la reunión me acompañaron Chela De Ferrari y Beatriz Orbegozo, gerente general de La Plaza. Felizmente se logró conseguir el auspicio  para estrenar Al Otro Lado de la Cerca por todo lo alto y así fue. Cómo lo había soñado.”

“Fue difícil y a la vez gratificante sacar un proyecto de esta magnitud. Tenemos aún  muchas brechas de desigualdad que romper, algunas que he vivido en carne propia, tanto en los medios de prensa y publicidad.” Cree que se logró el cometido, pero ella quería que esta obra trascendiera, pues era el primer montaje de texto con un elenco exclusivamente de actores afrodescendientes y siente que no se le dio la importancia ni el respaldo debido por parte de los medios de comunicación y del público. Fue difícil para Alicia acceder a los contactos de aquí y allá, pero sí se sorprendió que la revista Hola le haya realizado una nota. “Es cierto, nos publicaron en varias páginas, tuvimos una bella sesión de fotos, y aunque no tuvo el impacto que se buscaba, recibimos muy buenos comentarios por la nota", afirma.

¿Actriz, directora o productora?

“Soy actriz formada de la ENSAD”, explica Alicia. “Mi vida es el teatro, ya sea actuando, produciendo o dirigiendo, estoy siempre involucrada, hasta como espectadora. Pero si me dieran a escoger, diría que yo amo actuar, es mi verdadera  pasión. Promuevo, hago gestión y difundo el teatro (obras y montajes de mis compañeros) y quisiera llegar a otros públicos, diversificando nuestras propuestas a nivel nacional y por qué no, internacional. Quiero generar un cambio, y ahora más que nunca me interesa seguir fomentando el teatro con actores y actrices afrodescendientes.” Alicia tuvo la oportunidad de hacer teatro en el Teatro La Plaza. “Yo actué en la obra La puerta del cielo (2010), una obra espectacular de Alfonso Santistevan. Todos me dijeron que sería mi despegue como actriz. Sin embargo, después nadie me llamó. Me dije que no iba a esperar que alguien me llame, así que yo misma me dediqué a generar mis proyectos. Creo que cuando empezamos a ver que todo somos iguales, sin distinción de raza, color, credo, nosotros como peruanos, vamos a ser mejores ciudadanos y  personas”, reflexiona.

Uno de los profesores de la ENSAD con quien ha trabajado Alicia, es el director Carlos Acosta, que tuvo a su cargo recientes montajes de interés como Tus amigos nunca te harían daño o Un tambor como único equipaje. “Acosta fue un profesor que nos exigió bastante disciplina y fue a partir de él que hicimos La lección de Eugene Ionesco en La Cabaña; fue un montaje que hasta ahora recuerdo con mucho cariño, pues viajamos por el Perú y visitamos otras instituciones. Tuvimos que producir nuestro propio vestuario y maquillaje, cada actor se autogestionaba. Ahí encontré el lado de la producción.”

Alicia es también fundadora de la Asociación Cultural  Manitas, especializada en teatro infantil, que cumplió 10 años el 2014. “Sobrevivimos solo con autogestión, por el amor al arte y al teatro. Ojalá algún día pueda decir que yo vivo del teatro. Vivir del arte, y no sobrevivir.” Su compañero de aventuras teatrales, co-fundador de Manitas y esposo es el actor Onasis Toro. “Formo mi grupo con una línea de trabajo dentro de la dramaturgia peruana dirigida para niños, hemos puesto en escena obras de autores como: César Vega Herrera, Ismael Contreras, Sara Joffré, Miguel Pastor, Juan Rivera Saavedra, entre otros. Sus piezas son cuentos tan sencillos, pero que en esa simplicidad los niños se enganchan con la dinámica y la propuesta, con esa verdad que hay en el escenario.” Y la competencia con espectáculos de personajes de películas conocidas, es fuerte a veces. “En algunas salas nos han dicho que no estamos dentro del perfil. ¡Imagínate! Me digo: ¡Ya tira la toalla! Pero seguimos. Lo nuestro va más allá de una obra comercial.”

¿Proyectos para este año? “Sigo fiel al castigo (risas)”, nos cuenta Alicia. “Este año me he propuesto retomar con mi carrera de actriz y ahora estoy preparándome en el taller de Ópalo con mi director de teatro Jorge Villanueva. Durará 6 meses para retomar mi preparación como actriz. El sueño que tengo es actuar y producir para el mes de setiembre, será otra producción afroamericana, que involucre seguir trabajando con actores y actrices afrodescendientes  y luchar para tener un papel protagónico dentro de la obra, aunque lo dejaré en manos del director.” Ella estará como gestora y supervisará el proyecto, pero tentará estar sobre el escenario como actriz. “Quiero agradecer a cada uno de los actores de Al otro lado de la cerca. Américo Zúñiga me dijo que esa obra le marcó un antes y un después en su  carrera. Imagínate la responsabilidad que tenemos sobre el hombro. Queremos reponerla en el 2016, no dejen de pensar en nosotros”, finaliza.

Sergio Velarde
4 de febrero de 2015

2 comentarios:

Edgar Vera Saravia dijo...

Felicitaciones querida sobrina ... nuestros mejores deseos para el futuro ... un abrazo cariñoso de tu tía Jean y mío.

José López Mauricio dijo...

Felicitaciones, preciosa Alicia.
Qué bueno tenerte en el mundo del teatro como productora y actriz.
Un fuerte abrazo.