jueves, 8 de septiembre de 2016

Crítica: EL PODER QUE NO VEMOS

¿Las cosas que consumimos?   

Escrita por César Huapaya, dirigida por Moisés Torres y Ricardo Santa Cruz. La Máquina Teatro Experimental abre con el presente montaje de creación colectiva su temporada 2016, en el Teatro de la Alianza Francesa, desde el 31 de agosto hasta el 27 de octubre, los días miércoles y jueves a las 8pm. Recomendada para mayores de 12 años. El precio de las entradas: S/.30 general, S/.20 estudiantes y jubilados y S/.10 alumnos de la AF.

Esta puesta en escena nos habla de la TV basura y de toda la deformación que tienen los programas de reality y la prensa amarilla, además de otras propuestas que va sacando la televisión peruana, que en vez de informarnos y educarnos, nos van llevando a nuestro letargo. Participan en la obra Joe Avannto, César Huapaya, Martín Berríos, Moisés Torres, Cindy Alvares y Hugo Quijandria.

Si bien es cierto, este elenco tiene una nueva propuesta donde junta varias técnicas, como la danza, los poemas, la música en vivo, con composiciones propias, tanto en el texto como en la música, debo hacer hincapié que a pesar de tener esta propuesta en escena, los actores no se ayudan de los elementos que juntan. Se percibe ciertos vacíos notorios a la hora del dialogo: la idea está, pero falta trabajarla. Se cae mucho en la redundancia, no se entienden bien los diálogos, la música se pierde, falta vocalización a la hora de hacer la coreografía, no se sintió la intención de lo que querían proyectar. Particularmente, lo noté algo brusco; el final de la obra me pareció que no iba de la mano con lo que querían mostrar al público.

En conclusión, debo decir que la obra El poder que no vemos no está ni bien ni mal: hay potencial, solo deben tratar de manejar los tiempos cuando proyecten el video y dar más peso al dialogo. Además de que se puedan dar a entender mejor; por ejemplo, que cuando haya cambio de personaje, este sea más creíble, que consigan y usen la utilería que les faltó en algunas escenas que querían proyectar, para que no dejen al espectador con la simulación de los objetos que no están.

Más que crítica, este es un texto constructivo que puedo aportarles desde mi perspectiva. Gracias de antemano por la invitación, chicos. Y que sigan los éxitos.

María Victoria Pilares
8 de septiembre de 2016