domingo, 10 de abril de 2016

Crítica: LA OLA

Pertinente retrato de la violencia   

Si bien se trató de una muestra de los estudiantes del último año del Club de Teatro de Lima, el estreno de La ola, adaptación dirigida por Paco Caparó de la película alemana del mismo nombre, tuvo los suficientes aciertos como para estar a la altura de cualquier estreno profesional independiente. La mencionada cinta (Die Welle, 2008), dirigida por Dennis Gansel y que consiguió singular éxito de público y crítica en su país, está basada en hechos reales que involucran a un profesor de historia y un fallido experimento con sus alumnos, al momento de intentar explicar las diferencias entre democracia y autocracia. En una arriesgada decisión, Caparó trasladó la acción a nuestra castigada urbe, pero tomando a la imparable delincuencia como temática central, consiguiendo no solo un espectáculo con un oportuno mensaje, sino también una puesta en escena en la que cada uno de los nóveles actores pudo defender a sus respectivos personajes.

El profesor Rainer (un convincente José Gómez Ferguson como actor invitado en el montaje, a quien vimos en Kapital) atraviesa una mala racha personal y profesional, agravada por un reciente y violento asalto. La rebeldía de sus alumnos de Sociología y Política, muchos de ellos con serios problemas emocionales, y la desidia de los directivos del instituto en el que trabaja provocan que el docente realice un proyecto llamado “La Ola”, en el que la lucha contra la injusticia en complicidad con su clase sea su principal objetivo, pero que progresivamente se sale de control con trágicos resultados. La historia se sigue con interés, delineando correctamente cada subtrama, apoyada por una austera puesta en escena, que se vale de unas cuantas sillas para delimitar con precisión los espacios. La escalada de violencia y descontrol está manejada con buen pulso y algunos momentos, como la primera clase de Rainer o el primer accionar de “La ola”, lucen muy logrados en escena.

Como de costumbre, el director-profesor Caparó y su asistente de dirección Jhosep Palomino consiguen personajes bien bosquejados por parte del elenco, integrado por Josué Salvio Aldana, Isabella Vigil D´Angello, María Elena Tapullima Uruma, Wilfredo Vidal Binasco, Gisselle Vigo Palomino, Leovila Velazco Torres, Tatiana Vega Rios, Bernie Tatiana Bernuy Yong, Maribel Santos Pintado, Carlos Arturo Valdivia Reyes, Mercedes Reynaga Villacorta, Rommy Aliaga Manrique, Juan Diego Flórez Calderón, Maggie Suarez Suarez y Walter Yefren Romo Suarez. Eso sí, los alumnos salen mejor librados de algunos peligrosos estereotipos en los que por poco caen algunos personajes adultos, como la desinteresada madre o la mezquina directora. La ola es un interesante retrato de impotencia ante la dura vida en nuestra agitada urbe y además, un encomiable resultado por parte de los alumnos egresados, que pueden jactarse de abandonar el Club de Teatro de Lima con un pertinente y entretenido espectáculo.

Sergio Velarde
10 de abril de 2016