lunes, 27 de febrero de 2017

Crítica: LIMA, DÉJAME QUE TE CUENTE

 Todo tiempo pasado es mejor

“No dejemos que la tradición muera, déjame contarte un poco de tradición limeña."

“Lima, déjame que te cuente” es una puesta en escena que combina la narración oral, teatro y  música en vivo, que está ambientada en la Lima de 1850. El montaje tuvo su primera temporada en abril del 2016 en el Centro Cultural CAFAE y actualmente, vuelve con su reestreno en el Teatro de la Asociación de Artistas Aficionados (AAA). La obra es una adaptación de Yennifer Díaz, una narradora de cuentos que ha tomado como referente al escritor y poeta peruano Luis Benjamín Cisneros. Además, cuenta con la dirección musical de Miguel Fonseca. “Lima, déjame que te cuente” busca revalorizar nuestras tradiciones y costumbres, que se han ido perdiendo como los personajes de la antigua Lima, como los pregoneros o las típicas mujeres tapadas. Lo que le da vida a esta historia de amor son los  cantos de los pregoneros, que con su melodiosa voz y su picardía llegarán a conquistar más de un corazón.

Entra en escena la narradora (Yeniffer Díaz), dando inicio al contexto histórico de nuestra antigua Lima, en donde aparecen los personajes principales. Julia es una joven encantadora y humilde, que solo se preocupa por jugar e imitar a las mujeres tapadas de esa época. Ve por primera vez a José Antonio (Juan de los Santos), un joven galante y buen mozo de clase media y sin decir ninguna palabra, ambos quedan totalmente flechados. Es así que Julia deja caer su pañuelo, que es recogido por José Antonio. El resultado: amor a primera vista. Ellos nos contaran su historia, en medio de una Lima caótica, llena de prejuicios, comidillas. Y nos mostrarán el amor que se profesaban el uno al otro y cómo, por cosas del destino, nuestra joven enamorada se dejará influenciar por una dama de sociedad, olvidando así su promesa de amor por nuestro joven galán. Lo rico de la historia de “Lima déjame que te cuente” recae en los cantos de los pregoneros y en el acompañamiento de guitarra, ejecutado por Loko Pérez.

Algunas sugerencias: tratar de no trabarse en el dialogo y tener cuidado con la proyección de luz; sobre el vestuario, quedé fascinada con las máscaras de los pregoneros. A mi parecer, el vestuario de esta temporada es más sobresaliente; y sobre la escenografía, sencilla pero linda. En el apartado de los actores, me encantó la conexión y el carisma que tienen. Solo me queda decir buen trabajo y gracias por la invitación, me encantó la obra.

La puesta en escena cuenta con la participación de Yeniffer Díaz, Beatriz Quintana, Miguel Fonseca, Juan De Los Santos, Loko Pérez y la producción de Tiempo de Cuentos y La Tinta de Sancho. Las funciones son los días viernes y sábados a las 8:00pm y domingos a las 7:00pm, en la  Asociación de Artistas Aficionados (Jr. Ica 323, costado del Teatro Municipal – Lima). Entrada general: s/. 25 y para estudiantes y jubilados: s/. 15, hasta el 05 de marzo.

María Victoria Pilares
27 de febrero de 2017