jueves, 19 de enero de 2012

Entrevista: LAURA ARAMBURÚ


LAURA ARAMBURÚ: hay que verlo todo, lo bueno y lo malo

Su destacada actuación en la premiada obra El Dragón de Oro de Roland Schimmelpfennig la hizo acreedora del premio a la Mejor Actriz de reparto del 2011 por El Oficio Crítico. Laura Aramburú estudió en el colegio San Silvestre, pero no participó en las obras principales. “Sí lo hacía en las actuaciones dentro del salón”, recuerda. “Me daba vergüenza y sentía que no podía competir con las chicas que hacían los papeles principales en el teatro”. A los 15 años se dio cuenta que quería actuar y buscó en la guía telefónica escuelas de teatro. “Llamé al TUC, pero en ese tiempo quedaba en el Centro de Lima y era complicado para mí. A través de mi mamá, y por consejo del hermano de Alberto Isola, ingresé al Club de Teatro de Lima.”

Como todo alumno que siente el llamado por el teatro, la emoción embargaba a Laura cada vez que tenía clases en el Club. “Salía feliz del colegio (estaba en 5° Secundaria en el año 2000) cuando me tocaba ir al Club, inclusive me gustaba llegar temprano, para simplemente estar ahí.” En el primer año le tocó como profesor Paco Caparó. “A través de sus ejercicios comprendí que en el teatro no se trata de “actuar”, se trata de “sentir”, “estar ahí”. Le gustaba mucho el riesgo. Trabajamos creaciones colectivas en las que probábamos cosas nuevas.” Además, aprendió que las historias que se cuentan en el teatro deben ser diferentes, poco comunes, para poder estar en un escenario. Laura intervino en dos interesantes puestas en escena: Los humanoides de Juan Rivera Saavedra y Ensayando a Palmieri, adaptación de Juan Palmieri de Antonio Larreta, al lado de otros futuros actores en actividad como Lisette Chávez, Daniel Manchego, Roberto Huamán, Miluska Morillo, Feffo Neira, etc. En tercer año, Laura tuvo como profesor al destacado Sergio Arrau. “Me hubiera encantado haberlo aprovechado más”, reflexiona. “Me pareció que era muy poco tiempo con él, debo confesar que le tenía un poco de miedo, era muy estricto, pero me impresionó y me gustó mucho ese año.”

Participación en teatro, cine y televisión

“Recibí una llamada de Marcello Rivera (del grupo Ópalo), que quería hacerme un casting para una producción que al final no salió”, recuerda Laura. “Pero poco después me vuelve a llamar, esta vez para El Dragón de Oro, que dirigiría Jorge Villanueva. Recuerdo que en la primera lectura no entendí nada, pero en las siguientes, me fascinó.” La obra fue ganadora como la mejor del 2011 por El Oficio Crítico y Laura compartió escena con actores tan destacados como el mismo Rivera, Claudio Calmet, Carlos Victoria y Grapa. “Jorge es un director con una sensibilidad especial y me gusta que dé indicaciones puntuales en los ensayos.” Para los que no tuvieron oportunidad de verla, El Dragón de Oro estará nuevamente en escena desde el 02 de febrero en el ICPNA de Miraflores, esta vez con la participación de Haydeé Cáceres y Carlos Casella.

Laura, por su parte, estará también en el Teatro El Olivar de San Isidro en octubre, en un montaje dirigido por Alejandro Córdova basado en textos de Sanchis Serra; y ya se alista el estreno de Como quien no quiere la cosa, cinta que grabó con el director Álvaro Velarde, el mismo de El destino no tiene favoritos. Además, su personaje en Al fondo hay sitio continuará este año. “Sé que la televisión es (a veces) ingrata”, menciona Laura. “Pero desde niña me encantaba ver teatro, me gustaban las sensaciones que me producían y pensaba que yo, alguna vez, podría llegar a producir sensaciones al público.” Para Laura, el ser un verdadero actor de teatro implica ver todo tipo de teatro. “Hay que verlo todo, lo bueno y lo malo, de todo se aprende”, reconoce.

Sergio Velarde
19 de enero de 2012