domingo, 28 de febrero de 2010

Crítica: MINEROS EN LAS TABLAS


MINEROS EN LAS TABLAS   

La compañía chilena Expedición teatral, interesada en buscar un tipo de teatro vivo, lúdico, con un particular énfasis en el movimiento de los cuerpos como mecanismo para transmitir emociones y contar historias, nos regaló un gratísimo ejercicio actoral titulado MINEROS EN LAS TABLAS, que aborda la relación personal y laboral de dos amigos, Lalo y Toto, trabajadores en una mina del norte chileno. Lo que fue en un inicio un proyecto de investigación específico sobre las condiciones de trabajo en la mina de Chuquicamata, la compañía decidió universalizar el resultado final, motivada por los resultados obtenidos en sus presentaciones. Tal vez la mejor parte de la pieza (la divertida y muy humana relación de Toto con Marion), en la que se luce la dirección escénica con un notable y cuidadoso manejo de los objetos imaginarios, sea la que aleja a la puesta en escena de su verdadero objetivo principal: la de retratar la problemática laboral de los mineros. Sin embargo, Sebastián Bañados, Pía Barraza y Javier Barrera (también director del montaje) son tres versátiles actores, con pleno dominio de cuerpo y voz, que nos entregaron un trabajo en conjunto compacto, con mucha fuerza y energía, que se lucieron en la Ceremonia Teatral del Hain 2010.



Sergio Velarde
28 de febrero de 2010

Crítica: AMANDO A SALLY


AMANDO A SALLY   

¡Vaya, por fin una comedia!

Sí, si revisamos nuestras piezas teatrales, es decir las escritas por autor nacional no es corriente que tengamos comedias, y en este caso una comedia de la cotidianeidad, no farsa, no caricatura.

La pieza AMANDO A SALLY escrita y dirigida por María Elena Mayurí, es pues una agradable sorpresa en nuestro dramático vivir.

Se celebra en ella a una autora, bastante nueva en mi corto entender, y que trata el diario desarrollo de nuestras vidas con desenfado y cariño. Muy bien encargada la parte actoral a Sergio Velarde, a quien hemos ido viendo progresar puesta a puesta, y a una novel y dulce jovencita que pone todo su entusiasmo a prueba para representar a esta conmovedora y recién casada fémina haciéndole honor a su nombre: María Gracia Cavero.

Dentro de una simpleza escenográfica que cuida especialmente lo funcional, pasamos en el CAFAE de la Av. Arequipa cuadra 29, unos gratos minutos que riendo, además nos sirven para reflexionar y recordar o prepararnos a vivir - según nuestra edad- cómo se tienen que tomar las decisiones más serias de nuestra vida: así de pronto y a veces en forma muy diferente a lo que venimos planeando y programando durante mucho tiempo.

Amando a Sally, un buen momento de teatro.

Sara Joffré

lunes, 8 de febrero de 2010

Critica: VEM AI OS COMICOS (Portugal)


VEM AI OS COMICOS   

El teatro siempre fue, es y será no sólo un espacio para la reflexión, sino también para el disfrute. Cuando el tiempo se detiene y se genera esa magia característica en el escenario, con los intérpretes - actores en total complicidad con el público. Así lo entiende el notable grupo PIM Teatro de Portugal, conformado por tres “personajes” (en todo el sentido de la palabra), que tanto dentro como fuera de escena, cautivaron a todas las delegaciones que asistimos a la Ceremonia Teatral del Hain 2010. Tres entrañables locos de antología: Alexandra Espiridião, Diogo Duro y João Palma se divirtieron a sus anchas con su español masticado al apoderarse del espacio escénico con la puesta en escena de “Vêm aí os Cómicos”, metiéndose el público al bolsillo, con una sencilla rutina sobre la evolución del teatro mismo, desde sus recónditos inicios hasta el esperanzador futuro que nos depara, contando con artistas como ellos. Realmente el mundo (y el teatro) necesita de más locos y locuras. Lo mejor del festival.

Sergio Velarde
08 de febrero de 2010

Crítica: EL BAÚL MÁGICO (Perú)


EL BAÚL MÁGICO   

Antes de comentar la puesta en escena de “El baúl mágico”, espectáculo infantil de improvisación dirigido por Walter Chullo, debo reconocer mi particular recelo hacia la misma improvisación como espectáculo en sí. La idea que el teatro evoluciona constantemente y que debe nutrirse de diferentes fuentes para lograr innovarse de forma creativa, no me convence del todo para otorgarle el absoluto protagonismo a una de las tantas herramientas del actor, que sólo debe ser utilizada como último recurso ante los anticipados baches que puedan ocurrir durante un espectáculo en vivo, fuera cual fuera su naturaleza. Pero luego de apreciar una de las varias funciones de “El baúl mágico” durante la Ceremonia Teatral del Hain 2010, este prejuicio puede quedar de lado, al menos, por un tiempo. Luego de una graciosa y lúdica introducción “concertada”, en la que se nos presentan a los variopintos personajes y a ese baúl mágico, que contiene vestuarios y elementos que darán vida a las historias por venir, comienza la activa participación del público infantil y literalmente “cualquier cosa puede pasar”. La destreza de los intérpretes, especialmente Germán “Manchi” Ramírez, conduce el espectáculo hacia buen puerto. Cada intervención de los niños va guiando el derrotero de cada historia, volviendo la puesta en escena ágil, creativa, novedosa y muy divertida. Luego del rotundo éxito de la única función que pude ver durante el festival, pregunto a Walter Chullo cómo les fue en las demás. “La función de las 3 pm salió mejor”, comentó. Y es lo que sucede siempre con la improvisación: sólo la suerte y el destino determinarán si los intérpretes y los niños estén 100% inspirados y así poder apreciar “lo mejor”. Cosas de la impro.

Sergio Velarde
08 de febrero de 2010

Crítica: POPESKU DEBE MORIR (Argentina)


POPESKU DEBE MORIR   

Guillermo Montilla Santillán, creador de la notable obra "Popesku debe morir", logra lo impensable: una divertidísima versión en clave de comedia de “Los justos” de Albert Camus, pero no carente de una aguda crítica hacia las consecuencias que acarrea el abuso de poder. Cuatro hombres con caracteres, ideologías y con grados de locura muy diferentes entre sí, deciden terminar con la vida del mandatario de su país, Popesku, uno de esos líderes totalitarios tan frecuentes en América Latina. La génesis del atentado, los preparativos, las trabas y percances, la misma ejecución del plan y las consecuencias de este violento acto son llevados a escena con ritmo, energía y con un delicioso sentido del humor, gracias a las convincentes actuaciones de Fernando Godoy, José María Risso, Leandro Ortega y Sebastián Zamora, notables cada uno en su particular papel. Silfos Compañía Teatral Independiente, agrupación oriunda de Tucumán, nos regaló con "Popesku debe morir", una de las mejores puestas en la Ceremonia Teatral del Hain 2010.

Sergio Velarde
08 de febrero de 2010