lunes, 8 de febrero de 2010

Crítica: POPESKU DEBE MORIR (Argentina)


POPESKU DEBE MORIR   

Guillermo Montilla Santillán, creador de la notable obra "Popesku debe morir", logra lo impensable: una divertidísima versión en clave de comedia de “Los justos” de Albert Camus, pero no carente de una aguda crítica hacia las consecuencias que acarrea el abuso de poder. Cuatro hombres con caracteres, ideologías y con grados de locura muy diferentes entre sí, deciden terminar con la vida del mandatario de su país, Popesku, uno de esos líderes totalitarios tan frecuentes en América Latina. La génesis del atentado, los preparativos, las trabas y percances, la misma ejecución del plan y las consecuencias de este violento acto son llevados a escena con ritmo, energía y con un delicioso sentido del humor, gracias a las convincentes actuaciones de Fernando Godoy, José María Risso, Leandro Ortega y Sebastián Zamora, notables cada uno en su particular papel. Silfos Compañía Teatral Independiente, agrupación oriunda de Tucumán, nos regaló con "Popesku debe morir", una de las mejores puestas en la Ceremonia Teatral del Hain 2010.

Sergio Velarde
08 de febrero de 2010

No hay comentarios: