domingo, 10 de agosto de 2008

Entrevista: ALEXANDER PACHECO


Entregado al teatro infantil


Actor, director y dramaturgo, Alexander Pacheco ha publicado un libro titulado “Piezas infantiles de teatro para niños y adolescentes”, algunas de ellas ya estrenadas por él mismo. “Sólo dirijo mis propias textos, para no faltarle el respeto a otros, por respeto a los mismos”, nos comenta. Actualmente se encuentra abocado a la presentación de la obra infantil “Las aventuras de Pinocho” y al reestreno de la comedia para adultos “Ardientemente Cinderella”, ambas de su autoría.

Alexander se inició en el teatro por necesidad de manifestación, “primero a través del basket; al ver que no llegaría lejos en eso, decidí entrar en el teatro.” Al principio estudió Comunicaciones en la Universidad San Martín, para luego ingresar a la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático (ENSAD) por el lapso de dos años. “También tuve oportunidad de visitar otros talleres”, recuerda. “Tuve de profesores a Diego la Hoz y Fernando Petong. Este último fue mi maestro al inicio, me ayudó mucho en lo corporal, en trabajar desde el exterior hacia adentro y no a la inversa, y que se convirtió finalmente en mi forma de trabajar.”

En el camino Alexander se fue formando, a través de la experiencia. “Yo me divido en mis tres facetas: actor, director y dramaturgo”, nos explica. Además guarda buenos recuerdos de su primer proyecto como director. “Dirigí mi primera obra con mis amigos de la ENSAD, se llamó Un maravilloso talento y estuvimos en el Mocha Graña. Me lancé a dirigir por lógica, por hacer algo netamente por juego, como deben hacerse las cosas, jugando. Fue una obra pura, pues nació del juego”, concluye.

En la obra “Amores quebrados” del grupo Eureka, estrenada el 2006 en la AAA, Alexander interpretó un complejo personaje de nombre Jair, un cocainómano, marihuanero, obsesivo y bisexual. “A pesar de no estar muy relacionado al teatro dramático, fue un trabajo muy intenso con el director del montaje Juan Carlos Díaz, le debo mucho por ese personaje”. Pero Alexander prefiere las puestas en escena de teatro infantil. “He escrito doce obras infantiles hasta el momento”. Si optara por escoger la que recuerda con más nostalgia, esa sería “Cyrano de Bergerac”, estrenada en el teatro Británico en el 2006. “Adapté el texto de Rodstand, y conservé algunas de sus líneas”, recuerda. “Fue espectacular poder recitar esos textos en el Británico, así como utilizar la esgrima”.


Alexander dicta talleres de teatro y espera conseguir que sus alumnos obtengan algunos conceptos básicos para continuar en esta carrera. “Primero, el saber qué están haciendo los personajes, saber de dónde vienes, adónde vas, etc.”, explica. “Me parece importante también la estética del actor, el no tener movimientos sucios, ser consciente del compañero y por supuesto, de sí mismo.”

Sus montajes podrán ser vistos en el Teatro Auditorio Miraflores (“Ardientemente Cinderella” los viernes y sábados a las 10:30 p.m.) y en el Teatro de Cámara (“Las aventuras de Pinocho” los sábados y domingos a las 4:00 p.m.). Cualquier informe pueden llamar al móvil: 998242090 o comunicarse al correo electrónico: pachekovsy23@hotmail.com .




Sergio Velarde
10 de agosto de 2008

No hay comentarios: